La historia de un orfebre lírico en Oberá - itMisiones

itMisiones

ARTESANÍAS PERSONAJES

La historia de un orfebre lírico en Oberá

Orfebre - trabajando sobre una joya

Dice que se inició como orfebre leyendo, por pasión y siendo autodidacta. Nunca tomó clases para hacerlo. Sin embargo la experiencia y la perseverancia lo convirtieron en un artista del oro y la plata. Inventó tornos cuando lo que existía no cumplía sus expectativas. Hizo diseños donde cada centímetro tiene una historia. Y trató de superarse a sí mismo con cada pedido que le hicieron.

“He construido éste aparato que soy, a través del tiempo”

Carlo Multineddu nació en Roma, Italia, en el año 1944. Al año siguiente vinieron con su madre Silvia Bertoncini Carazzolo a Buenos Aires, Argentina.
Durante la segunda guerra mundial, el padre biológico de Carlo, Salvatore Multineddu se enlistó para defender a su patria, pero falleció al poco tiempo. “La segunda guerra mundial me sacó a mi padre, y la vida me dió otro” dice Carlo al recordar a Basilio, un ingeniero naval de la marina rusa y ucraniana.
Basilio conoce a Silvia en el Vaticano. Al tiempo se casan e inmigran los tres juntos en un transatlántico. Carlo no supo que Basilio no era su papá biológico hasta los 17. Fue un padre ejemplar, dice el orfebre, “ese papá sabía de matemática, de química, de física… ¡qué carajo no sabía! era impresionante”.

Orfebre - su certificado de nacimiento De Carlo Multineddu
Certificado italiano de nacimiento de Carlo
Autora: Forni, María Chiara

Además de haber heredado el canto de parte de su madre, también Carlo Multineddu es hijo de una condesa, su madre Silvia Bertoncini Caracciolo era descendiente de los príncipes de Torchiarolo. Pero su padre Basilio también lo era, pertenecía a la nobleza porque sus padres eran zaristas, en Rusia, y tenía contacto constante con Alejandro I el Zar de Rusia. Parece que el destino le tenía preparados algunos títulos nobiliarios a Carlo.

Un joven orfebre en la tierra colorada

Vinieron a Misiones porque estando en Buenos Aires, unos espías de la KGB (policía secreta de la Unión Soviética) intentaban localizar a los inmigrantes rusos y ucranianos por considerarlos traidores al haberse ido de Europa. Y el padrastro de Carlo estaba en la mira.
Entonces Basilio compró una chacra en Misiones, a orillas de un arroyo e incluso tenía un salto. Llegaron y se instalaron ahí. Carlo pasó su infancia inmerso en las chacras misioneras. Acá creció y trabajó codo a codo con su padre Basilio. A Oberá llegó en 1960, y se instaló como relojero y orfebre.

Orfebre - sus herramientas
Cada pequeña pieza es fundamental
Autora: María Chiara Forni

Carlo Multineddu es un gran aficionado de los libros, en su colección tiene alrededor de cinco mil ejemplares de todos los temas.
Es, sin dudas, un curioso. Le interesa el funcionamiento de todo lo que hay en el mundo. Además de orfebre y cantante lírico, es egiptólogo, arregla pianos y relojes, director de coro y un apasionado de la historia italiana.
Y cuenta que su madre era cantante lírica de ópera, y su papá también “así que tuve que aprenderlo de ellos; mis papás cantaban en Italia, al igual que mis abuelos”.
El orfebre asegura que “de la historia italiana puedo hablar y hablar y hablar, porque la estudié mucho. He construido éste aparato que soy yo a través del tiempo”.

Además de la orfebrería, la música y la cultura

Dice que de declara fanático de la cultura, pero más le gusta compartirla. “Siempre digo que un italiano tiene que conocer bien el himno “Fratelli d’Italia” y después el “Va Pensiero”, es el único país que tiene dos himnos” Recuerda la importancia de la obra de Verdi, porque significó el emblema de lucha para el pueblo italiano durante la invasión austriaca. Es la batalla que libraron para ser un país libre y soberano, dicho en sus palabras.

Orfebre - El Torno Que Inventó El Orfebre
El torno que inventó porque fabricó piezas que no existían en Argentina
Autora: María Chiara Forni

Su mamá no sabía que él podía cantar, lo descubrió cuando estaba en primer grado y recibe un llamado de la directora de la escuela, citándola para hablar con ella. Lo primero que hizo su mamá fue poner los brazos en jarra y decirle “¡Carlo! Cosa hai fatto?” esperando una travesura infantil. Pero cuando va a la escuela y la directora hace cantar a su hijo, ella se queda sorprendida porque hasta ese momento no le había transmitido sus conocimientos líricos. La maestra le dijo que su hijo no sabía leer y escribir aún, pero que ya solfeaba. Aparentemente Carlo siempre fue un autodidacta.

La historia de un orfebre lírico en Oberá ultima modifica: 2020-03-03T09:30:00-03:00 da María Chiara Forni

Commenti

Promuovi la tua azienda in Italia e nel Mondo
To Top