itMisiones

CONSEJOS ÚTILES SABÍAS QUE

Entre el ocio, el placer y la filosofía del “dolce far niente”

dolce far niente - Calma

Los italianos desde hace generaciones tienen una receta infalible para el bienestar personal. La filosofía del “dolce far niente”, el dulce placer de hacer nada. Esto implica disponer un tiempo para relajarse y bajar el estrés del día a día. Es un momento para leer un novela, sentarse a tomar un café –o un tereré a lo misionero-, salir a ejercitarse. Por eso en la nota de hoy, recurrimos a fuentes expertas para que nos expliquen las implicaciones del ocio y el placer en nuestra vida.

El dolce far niente desde la filosofía

Natalia Kuperman, profesora de filosofía graduada del Instituto Superior Antonio Ruiz de Montoya, al consultarle sobre la cuestión, citó a los catedráticos Segura Munguía y Cuenca Cabeza que decían: “Estas concepciones actuales del ocio son corrupciones de un significado que tiene que ver con la virtud y es la base de la felicidad. El ocio no era para ellos (los griegos) no hacer nada o perder el tiempo, sino una parte esencial de la vida entendida como actividad. Desde este punto de vista, el ocio es actividad que no busca nada fuera de sí misma, actividad que tiene su fin en sí, en el sí mismo personal”.

ocio - Descanso

Además, agregó que “el vocablo ocio proviene del latín otiun que significa tiempo libre, tiempo de oír, de aprender, quietud, paz, reposo, descanso”. La profesora detalló que si nos remitimos al origen griego del término, las palabras de los autores Segura y Cuenca, ilustran el verdadero sentido del ocio. “En primer lugar, es preciso considerar que el ocio es una actividad, y como tal implica una serie de efectos que favorecen el crecimiento humano” añadió.

Los efectos del ocio

Kuperman dio cuenta de las consecuencias del ocio en las personas. Entre ellas, que el ocio es para el cultivo de la vida intelectual. “La inteligencia y la voluntad son las potencias más naturalmente humanas. Cuanto más se nutre la inteligencia con la verdad, más se ordena la voluntad al bien. Entonces, cuanto más cultivamos nuestra vida intelectual, más posibilidades tenemos de desarrollarnos como personas” detalló.
Otro efecto del ocio es que posibilita la creatividad. En este aspecto, la profesora aclaró: “No existe en el mundo, ningún otro ser humano como yo, de aquí que las posibilidades de creación son tantas como el hombre mismo. La creatividad es la fuente, de la cual emanan los distintos proyectos, tanto individuales como colectivos, que hacen la vida del ser humano más confortable, promueven la investigación científica. En consecuencia, surgen proyectos sociales, inventos tecnológicos, avances en la medicina, las vacunas, etc.”.

ocio . Rato Libre

Por último, el ocio ayuda a la introspección.  Frente a tal noción, Kuperman, desde una perspectiva socrática, resaltó que: “Destinar el tiempo de ocio para conocernos a nosotros mismos, nos ayuda a mirar hacia nuestro interior, bucear en nuestras inquietudes y anhelos más profundos, para reordenar nuestras acciones en pos de la felicidad”.

El equilibrio psíquico

Por otro lado, al consultar a Nicolás Massotta, licenciado en psicología graduado de la Universidad de la Cuenca del Plata, se refirió a la diferencias entre el ocio y el placer. “En referencia al ocio, puede decirse que son todas aquellas actividades que se realizan de manera extralaboral y que tienen el fin de la recreación y el descanso propiamente dicho. En tanto que el placer puede darse incluso dentro del ámbito laboral” aclaró.
También, comentó que: “Los seres humanos precisamos de la satisfacción, es vital para llevar un equilibrio psíquico y una buena salud mental, de lo contrario aparecen sufrimientos recurrentes como el estrés o aquel paciente que llega diciendo no doy más, quiero dejar todo, es decir, la manifestación de un sufrimiento que lo aqueja y que lo desborda”.

ocio - Bicicleta

El licenciado enfatizó que todos tenemos un límite y que: “Los superhéroes están en las revistas y películas, en la vida real nadie puede con todo. Y ello por el simple hecho de nacer incompletos y finitos”.

El dolce far niente y el bienestar psicológico

Massotta señaló que: “Ante la tensión, es decir, la energía acumulada interiormente, el ser humano necesita descargarla con el fin de mantener el equilibrio. Cuando no puede satisfacerse, aparecen los síntomas corporales, el pensar de manera obsesiva. Allí radica la importancia de que se pueda encontrar un espacio en su agenda cotidiana para el ocio”.
En la misma línea, acotó que: “El placer puede acoplarse a actividades cotidianas incluso como el comer, dormir, estudiar o trabajar. Sin embargo, es importante que de manera consciente paremos la pelota y nos demos un tiempo para el descanso y la recreación”. Así, el psicólogo señaló que salud mental es identificar nuestros límites, ponerle un horario a todo, al trabajo, al estudio, y también al ocio.
En síntesis, todos necesitamos un poco de “dolce far niente” en nuestras vidas.

Entre el ocio, el placer y la filosofía del “dolce far niente” ultima modifica: 2021-02-24T22:36:51-03:00 da Leo Motta

Commenti

Subscribe
Notify of
guest
3 Comments
Oldest
Newest Most Voted
Inline Feedbacks
View all comments
Julieta B. Mollo

Che bello il dolce far niente! 🤗

María Chiara Forni

y necesario!

Silvano Malini

¡totalmente!

To Top
3
0
Would love your thoughts, please comment.x
()
x