NOI ITALIANI ALL'ESTERO PROMUOVIAMO L'ITALIA

itMisiones

ASOCIACIONES ASOCIACIONES DE EMIGRANTES

Ente Friulano de Asistencia Social y Cultural en Misiones

Ente Friulano - Pecol Belluno Friuli

El EFASCE (Ente Friulano Social y Cultural para la Emigración) existe desde 1981 y tiene como tarea y objetivo desarrollar asistencia social y cultural a favor de los coterráneos que emigraron desde la región del Friuli Venezia Giulia y con particular atención a aquellos de la provincia de Pordenone. En Misiones existe desde el año 99.

Ente Friulano - Placa
Campo Ramón, Misiones. Homenaje a las familias inmigrantes del Friuli
PhotoCredit: Teté Manarín

El Ente Friulano en la provincia

Antonia Manarín (más conocida como Teté), es presidenta del Ente Friulano Social y Cultural para la Emigración secretaría Misiones, Oberá. El EFASCE es un punto de encuentro de la colectividad Friulana. El principal objetivo de esta organización es promover iniciativas sociales, de asistencia y cultura. Dar servicios de atención a aquellos que emigran. Mediante su trabajo intentan fomentar la comunicación con los emigrantes y sus familias. Entre los servicios que ofrecen está la entrega de diarios (Il Popolo, por ejemplo), viajes a la tierra de los antepasados. Quieren mantener vivas las raíces.
“Entré en esto porque yo viajé a Italia por primera vez en el 99. Estando allá un primo me invita a comer conejo con polenta. Y después sacó en el diario de Pordenone un artículo de nosotros, con una foto” comenta Teté.

“Ese mismo diario lo reciben en Buenos Aires. Lo ve David Siam, que estaba en el Ente Friulano y me invita a formar parte de la comisión del EFASCE en Misiones. Acá ya existía desde hacía 10 años, pero estaba en pausa”. Fue así que en su retorno Teté decide volver a formar una comisión, convoca a los italianos que vivían en Campo Ramón, donde ella nació, y algunos más de Oberá y reforman el EFASCE misionero.
Al año siguiente viene a la provincia el nuevo presidente del EFASCE Buenos Aires, y Antonia le propone armar un congreso en Misiones. Y así fue, después de mucho trabajo fue saliendo el proyecto.

Historias que se entrecruzan

“Yo soy descendiente de italianos, mi papá era inmigrante y mi mamá era hija de italianos. Bruera Trozzero eran sus apellidos” nos cuenta Teté. Su papá era del Friuli, y su mamá descendiente del Piemonte. Ellos se conocieron en Misiones, mediante otro italiano, Angelo Sartori. “Mi abuelo materno vivía en Loreto, y mi papá ya estaba instalado en Campo Ramón”.
Trabajaba arreglando puentes destruidos durante la Primer Guerra.
Teté nos cuenta que su papá Giovanni Manarín, vino a la Argentina en 1923. Llegó entre promesas, y destrozos de la primera Guerra Mundial. A nuestro país vino desde Casso, acompañado por su amigo Francisco de Lorenzi.

Ente Friulano - Giovanni Manarín
Giovanni Manarín. PhotoCredit: Teté Manarín

Al desembarcar en Buenos Aires, se instalan en Olavarría, donde se conocen con dos coterráneos, Antonio Carrara y Juan Corona de Erto, también región del Friuli.
Otro italiano, que ya conocía la tierra colorada, les cuenta que en Misiones había buenas tierras, y no lo pensaron dos veces. En 1928 y después de recorrer parte del país, llegan a Campo Ramón. Compraron mandioca y maíz a los guaraníes que había cerca de los terrenos que consiguieron.
“Era todo monte cuando llegaron, estaban los guaraníes con sus casas, pero nada más, monte, monte“, nos cuenta Teté recordando los relatos de su padre.

La vida en Campo Ramón

“Éramos seis hermanas mujeres, mamá y papá”, Teté nos cuenta que iban a la escuela a la tarde, trabajaban. Ayudaban a sus padres en las tareas de la chacra, alimentar a los animales, y ocuparse de la huerta. Sus vecinos eran en su mayoría italianos, eran familias amigas, De lorenzi, Carrara, Filipín, Chies, entre otros. “Jugábamos, nos juntábamos. Nunca me voy a olvidar cuando vino mi primo Felice, de Italia para trabajar con la yerba. Y nos construyó un auto con un tronco, hasta volante tenía”.

Ente Friulano - Yerbales
Italianos y las plantaciones de Yerba Mate. PhotoCredit: Teté Manarín

La casa de los Manarín siempre tenía el inconfundible aroma de las comidas italianas. Pero también supieron amalgamar con las recetas misioneras, y el asado argentino. Teté recuerda que su papá hablaba italiano con sus vecinos, sus paisanos. Su mamá hablaba dialecto.
Antonia, dice con nostalgia “yo llevo adentro esa pasión, no sé cómo explicarlo, esa cosa de las canciones, el himno, la música. Me encanta. Cuando escucho música italiana parece que me pasan todos los dolores“.

Ente Friulano - Famiglia
Antepasados de Teté, en Italia.
Ente Friulano de Asistencia Social y Cultural en Misiones ultima modifica: 2020-08-20T07:00:00-03:00 da María Chiara Forni
To Top