NOI ITALIANI ALL'ESTERO PROMUOVIAMO L'ITALIA

itMisiones

GASTRONOMÍA

La piadina romagnola, un sabor inolvidable

piadina - Local

La piadina es un plato típico de la región italiana de la Emilia Romagna. Y antes que nada le pedimos al lector, que no intente comparar la piadina con los tacos mexicanos, ni con las arepas colombianas. Cada plato tiene la esencia y el alma de su lugar de origen. Lo mismo el sabor y sus ingredientes. ¡Enterate acá la historia de las piadinas y cómo hacerlas!

La parte histórica de la gastronomía

Podríamos decir que es similar a un pan plano y sin leudar, se la conoce como “piadina romagnola”, sólo “piadina” o también como “piada”. Es hija de la Emilia Romagna, una región al norte de Italia. Reconocida por su bagaje culinario, y su historia en la gastronomía. Desde el gran Pellegrino Artusi, pasando por manjares como el parmigiano reggiano, el aceto balsámico di Módena, la mortadela di Bologna, y nuestra piadina, entre otras cosas.
Según la zona de esta región, la elaboración cambia, y hay diferentes estilos de piadina. También los diámetros y apenas su grosor. Pero la base es la misma, agua, aceite de oliva, o grasa de cerdo y harina.

Dicen que su origen es del año 1200 a.C. Lo que podemos asegurar es que en la Edad Media y el Renacimiento tuvo gran relevancia. Hay que considerar que sus ingredientes eran fáciles de conseguir, es un alimento muy versátil que permite la diversa combinación con los rellenos. Y además, fácil de hacer. Por lo que era la primera opción, se comía rápido y saciaba. Durante la Segunda Guerra Mundial viajó por toda Italia, por los rasgos positivos que nombrábamos anteriormente, así se hizo famosa y reconocida en toda la península.

Piada que despierta pasiones

Giovanni Pascoli,considerado uno de los mejores poetas italianos del siglo 19, escribió una de sus obras que se titula “La piada” por supuesto en referencia a la piadina. Aquí un extracto de sus palabras, donde define qué es para él aquel pan tan sencillo como bueno.
“..El pan de la pobreza, que se encuentra,
veterano labrador, cebo rápido,
que solo se entrometió en la aparición de los bueyes.
El pan de la humanidad que se cocina en el
medio de todo, sobre el altar, y
luego comienza en forma de cruz.
El pan de la libertad, que el horno
desprecia venalmente…”

piadina - Vino

Si después de leer su historia, y ese poema no te dieron ganas de probar la piadina, leé de nuevo.

Ingredientes de la piadina romagnola

No diremos que el mundo se divide en dos alternativas, porque es muy trillado. Pero hay dos grandes opciones (alguna más tradicional que otra). Los ingredientes básicos son harina, sal, agua y aceite de oliva o grasa de cerdo (hete aquí la bifurcación). Elegir una de ellas es una cuestión de paladar. En fin, así va la receta.

Ingredientes para la masa

-500 g de harina 000
-30 g de grasa de cerdo (o sino, 5 cucharadas de aceite de oliva)
-1 cucharadita de sal
-1 cucharadita de bicarbonato de sodio
-agua tibia, cuanto sea necesario.
Y para el relleno lo recomendable es jamón, queso y rúcula. Un poco de aceto balsámico de reducción también va muy bien. Vino para acompañar. Es una recomendación de la casa.

Preparación de la piadina

El procedimiento es bastante sencillo, se mezclan todos los ingredientes en un bowl, y se le va agregando lentamente el agua tibia para ir formando una pasta homogénea, no muy húmeda. Se amasa bien, dentro del bowl primero y luego con un poco de harina en la mesada. Aproximadamente 10 minutos. El resultado tiene que ser una masa homogénea, lisa y elástica. Dejar reposar media hora. Y luego dividirla en varios bollos de 70 gramos. Mientras tanto calentar una sartén, sin aceite, ni nada por el estilo. Previamente tener en cuenta el tamaño de la sartén en la que vayamos a cocinar nuestras piadinas, eso nos dará una idea de cuán grande pueden ser nuestros bollos.

Estirar uno de los bollos formando una circunferencia (como se ve en la primera foto) y poner en la sartén. Cuando veamos que está un poco dorado, darlo vuelta. Es importante que no quede acartonado porque lo tenemos que doblar para comer. Repetir con los demás bollos hasta terminarlos. Y a medida que vayan saliendo las piadinas, se rellenan y se disfrutan, (y no se olvidan).

La piadina romagnola, un sabor inolvidable ultima modifica: 2020-07-27T10:52:12-03:00 da María Chiara Forni
To Top