El lobizón, tras los pasos del hombre lobo misionero - itMisiones

itMisiones

CURIOSIDADES MITOS Y LEYENDAS

El lobizón, tras los pasos del hombre lobo misionero

lobizón - Luna Llena

En las noches de luna llena se recuerda la leyenda de una bestia que ha aterrorizado desde hace siglos la imaginación y las pesadillas de los misioneros. Es el lobizón, un ser maldito de aspecto cánido que forma parte del bestiario de la cultura guaraní. Un monstruo que no tiene nada que envidiar a su par europeo, el hombre lobo.

¿Un hombre maldecido o hijo de un dios?

La simple mención del lobizón entre los misioneros genera expectación y misterio. Todos alguna vez lo escuchamos nombrar, en una noche de luna llena, frente la fogata de algún campamento, incluso algún testimonio de algún pariente o amigo de un amigo que ha tenido una experiencia paranormal.  En el plenilunio siempre hay alguien que nos advierte “cuidado con el lobizón“. Está de más advertir el peligro mortal que implica encontrarlo en su camino.
Todos coinciden en describirlo como un perro negro de inmenso tamaño, a veces con aspecto humano enfermizo y desgarbado. Para aquellos que tienen el infortunio de escuchar su ladrido o aullido lo describen como aterrador, como salido del infierno ¿Pero cuál es el origen de la leyenda del lobizón?

Lobizón - bibliografía
Bibliografía sobre el Lobizón
Autor: Leo Motta

En la versión del autor paraguayo Rosicrán, que respeta la leyenda guaraní; dice que el lobizón es uno de los siete hijos de la noche. El séptimo de los hijos bestiales del espíritu del mal Tau y la bella doncella Keraná. Por lo tanto, hermano del Yasy Yateré y el Kurupí, duendes mágicos y el terror de los niños en las horas de la siesta.
Se lo puede ver merodeando y cazando presas en las noche de luna llena por los campos, los cementerios e incluso existen “avistamientos” dentro de las ciudades.  Con la llegada de colonos europeos, el mito del lobizón adoptó elementos propios de la leyenda del hombre lobo tradicional.
Según la creencia popular, el lobizón es el séptimo hijo de una pareja sin niñas nacidas entre medio. Nace condenado a convertirse en un monstruo durante la luna llena. Solo el padrinazgo del presidente de la Nación podría evitar la maldición. La leyenda caló tan fuerte en Argentina que en 1974 se sancionó la ley de padrinazgo presidencial.

El lobizón real

Cada tanto los medios de comunicación de Misiones dan cuenta de “avistamientos” y ataques.  A veces hacen mención de testimonios o videos dudosos que captan las apariciones del mítico animal. Y a más de uno, por estos lados, le habrá pasado encontrarse en la noche a un perro grande. Un hecho que termina confundiendo con un supuesto lobizón después de la impresión inicial.  
Sin embargo, existe un animal real que fue perseguido y cazado por ser confundido con el monstruo mítico. Fue tal el nivel de persecución y la reducción de su habitad natural que hoy en día está en peligro de extinción. El animal en cuestión figura en la Lista Roja de Especies Amenazadas de la Unión Internacional de conservación de la Naturaleza (UICN).

Lobizón - Aguara Guazu
Aguará Guazú, zorro argentino usualmente confundido con el lobizón.

Hablamos del aguará guazú, su nombre científico es Chrysocyon brachyurus, es el cánido autóctono de mayor tamaño de América del Sur. En Argentina, habita en pastizales o pantanales de la región chaqueña y mesopotámica. En Misiones, es posible verlo en la zona de campos del sur casi al límite de la provincia de Corrientes.
El aguará guazú se caracteriza por su andar desgarbado, pelaje rojizo pero de pelo de crin oscuro. La mayoría de su alimentación se basa en animales pequeños. En guaraní su nombre significa “zorro grande”. En la actualidad, apenas hay más de 600 especies en suelo argentino.

La leyenda pervive

En Misiones convive una mixtura de ciudades modernas con un pasado rico de mitos y leyendas. Muchas llegaron al día de hoy por medio del boca en boca. El lobizón es una más de ellas, no obstante su nombre evoca un miedo ancestral que no deja a nadie indiferente.  Sobre todo en las noche de luna llena.  

El lobizón, tras los pasos del hombre lobo misionero ultima modifica: 2020-03-13T08:00:00-03:00 da Leo Motta

Commenti

To Top