NOI ITALIANI ALL'ESTERO PROMUOVIAMO L'ITALIA

itMisiones

HISTORIAS PERSONAJES

Adamo Lucchesi: un machete y un hacha

Adamo Lucchesi - Retrato

Considerado una figura relevante en la historia de la inmigración italiana en Argentina, Giovanni Adamo Leone Lucchesi nació en 1855 en Pieve di Monti di Villa, en la provincia de Lucca (Toscana, Italia). A los 16 años, partió de su tierra natal y llegó a establecerse en Misiones.

En busca de la yerba mate

Según explica la investigadora y Magister en Literatura Española y Latinoamericana, Carolina Repetto, en su artículo académico Adamo Lucchesi: la lectura y el viaje a fines del siglo XIX; se trata de un viaje probablemente originado en un malestar económico característico de la época. Lo que obligó a tantos emigrantes a dejar atrás una Italia recién creada en busca de lo que dio en llamarse nuevos horizontes”.

Adamo Lucchesi - Casa Natal De Adamo Lucchesi
Casa Natal de Adamo Lucchesi en Pieve di Monti di Villa, Bagni di Lucca, Lucca (Toscana, Italia). PhotoCredit: vivighivizzano.blogspot.com

Lucchesi arribó a Buenos Aires en 1871. Entre 1875 y 1905, inició una aventura que lo llevaría a recorrer el Amazonas, el Alto Paraná y finalmente en el Chaco paraguayo. Junto a Carlo Bosetti (1820-1909), también italiano, fue un destacado explorador del territorio denominado Alto Paraná. Juntos se lanzaron a la aventura de hallar el cultivo silvestre de la yerba mate. Las primeras exploraciones de ambos en Misiones fueron financiadas por el terrateniente José Gregorio Lezama en 1883. Él los contrató para llevar adelante expediciones de reconocimiento en sus propiedades.

Adamo Lucchesi como un “descubiertero”

Su habilidad para internarse en la selva e investigar sus riquezas, le valen aún hoy el mote de “descubiertero”. Este término hoy está en desuso. El escritor Hugo Amable en su libro Las formas del habla misionera explica: “el descubiertero es el que busca determinadas especies de árboles en el monte. Se orienta rápidamente hacia el lugar en donde se encuentra cada ejemplar de la especie buscada, por más oculto que se halle”.
Otro investigador, Raimundo Fernández Ramos, recuerda que “las primeras picadas (rústicos caminos en el monte) fueron abiertas por los exploradores y descubierteros. Hombres montaraces, conocedores de los recursos de la selva. Que sabían vincularse con las poblaciones nativas –hasta entonces al margen del contacto con las sociedades nacionales–. Los más renombrados de la época fueron Theodoro Gazpar (alemán), Joaquín Aramburu, Felipe Tamareu (brasileños), Adamo Luchessi, Carlo Bosetti (italianos)”.

Nel Sudamerica, Adamo Lucchesi

Las memorias de viaje de este descubiertero, comprendidas entre 1870 y 1905 se publicaron recién en 1936, en Italia. El título de la obra fue Nel Sudamerica, una seudo-crónica.
En 2019 en Lucca, Italia, se presentó el libro “Adamo Lucchesi: L’esplorazione del Gran Chaco e i suoi pionieri” biografía escrita por la autora y docente italiana Ave Marchi. “Los itinerarios de Lucchesi permiten rastrear recursos de esas tierras, ricas en yerba. Un arbusto de cuyas hojas se obtiene una bebida generalizada de América del Sur. Y árboles altos cuya madera es de gran demanda para la construcción, industrias navales y para su uso en nuevas líneas ferroviarias”, relata la docente.

Adamo Lucchesi - Placa Recordatoria Adamo Lucchesi
Placa Recordatoria de Adamo Lucchesi. PhotoCredit: vivighivizzano.blogspot.com

Y para continuar con las palabras de la autora y docente italiana Ave Marchi: “Lucchesi descubre vastos bosques de quebracho, una madera muy dura rica en taninos; se dedica al comercio tanto de madera como de yerba, de la que se obtiene el mate, bebida energética esencial para la dieta de América del Sur. El proyecto comercial es ofrecer mate en Europa y el resto del mundo, reemplazando el monopolio del té de Inglaterra en ese momento. Muchos de sus proyectos no tienen éxito, mantiene la fama de gran conocedor de la región; incansable explorador atento a los aspectos naturalistas y etnográficos de la población local. Elemento que lo une a varios estudiosos, quienes en esos años dirigieron su atención científica a Argentina, Paraguay y Uruguay”.

El regreso de Adamo Luchessi a su Italia natal

Adamo Luchessi regresó a su tierra natal en 1906. Tenía 51 años. Allí, se abocó a un proyecto de alfabetización básica, fundando una escuela. Entre otras actividades en las que volcó su compromiso social. Luego se mudó a Viareggio, donde permaneció hasta su muerte el 7 de enero de 1940, a la edad de 85 años. Su tumba se encuentra en Ghivizzano, la ciudad natal de su madre.

Adamo Lucchesi - Monumento De Adamo Lucchesi En El Cementerio De Ghivizzano
Monumento de Adamo Lucchesi en el Cementerio de Ghivizzano. PhotoCredit: vivighivizzano.blogspot.com

El sepulcro, está adornado con  un  monumento funerario realizado por un artista que en vida fue su amigo: Francesco Petroni. La obra escultórica, resalta las herramientas que signaron su estadía en Sudamérica: un machete y un hacha.

Adamo Lucchesi: un machete y un hacha ultima modifica: 2020-11-19T08:52:42-03:00 da Carolina ocar
To Top